Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 junio 2016 3 15 /06 /junio /2016 00:40
La Resurreccion del alma - parte 1

25 octubre del 2112.
No debería haberme dejado convencer, pensé mientras apartaba algunos escombros con las manos, aquí no parece haber nada y mucho menos una reliquia milenaria, mas bien basura milenaria y por todas partes, esta me la pagaras An, te lo prometo.

Me llamo Esdras Laitier, soy de Charan una ciudad de un pequeño país llamado Eldamya, tengo veintidós años, de cabello moreno y mido uno ochenta y nueve, lo que quiere decir que soy mas o menos del montón.

Me monte un pequeño negocio hace poco, una agencia de detectives que comparto con mi hermana, lo encontramos todo: personas, cosas, cualquier cosa que te interese, ese es nuestro eslogan, al menos.

En esta ocasión el pedido provenía de mi socia y hermana Angi, pero eso no era lo importante, me puse en marcha a la búsqueda del artefacto que según fuentes externas podía haber permanecido en una iglesia en ruinas en la que me encontraba, que havia perdido gran parte de su majestuosidad, parte del techo se había derrumbado y solo quedaban algunos pilares que mantenían el resto en pie, la verdad parecía que aquel lugar podía derrumbarse en cualquier momento.

Un ruido detrás de mi, llamo mi atención, los dos hombres vestían de negro y daban la impresión de querer pasar inadvertidos en la oscuridad de la noche, uno de ellos había golpeado al otro que estaba en el suelo y supuse que el golpe havia sido el ruido que había escuchado, aunque no estaba del todo seguro.

El mas alto de ellos llevaba sobre la ropa un cordón de plata con un colgante que llevaba una estrella de ocho puntas con un símbolo en el centro que relucía con cada uno de sus movimientos, no me pareció un símbolo normal, no era un kanji o algo que se viera en cualquier parte, debía de ser alguna especie de runa antigua, el otro llevaba el cabello largo por los hombros y era de un rubio cobrizo,

El del colgante me miro y dijo: ¡si no quieres morir será mejor que salgas de este lugar!.

El otro tipo el rubiales se levanto del suelo y se sacudió la gabardina con un golpe seco en cada uno de los lados de esta, se giro hacia el del colgante y le dijo,

rubiales: Porque tienes que intentar arruinarme la cena y la diversión.

Se giró hacia mi y me miro fijamente, en ese momento sus ojos empezaron a cambiar de color rápidamente hasta que quedaron inyectados en sangre y con un aspecto realmente salvaje.

Vale ahora si que estaba realmente cagado de miedo,
Mi cuerpo se estremeció y salí corriendo lo mas rápido que me permitieron mis piernas, mientras corría podía escuchar claramente los ruidos de la pelea tan feroz que estaba teniendo lugar a mi espalda, me volví para verlo y pude ver como el del colgante arremetía a gran velocidad contra su contrincante, el cual salió volando hasta una de las paredes, y parte del muro se le vino abajo, dejándolo medio enterrado en los escombros, dios que velocidad y que fuerza tan brutal, no podía creérmelo.

Seguí a mi sentido común y llegué a la gran puerta de madera y la empuje con fuerza todo lo que la cadena me permitió y me escurrí por la overtura entre ambas puertas, era normal que una iglesia en semejantes condiciones tuviese cerrado su acceso, justo en la entrada un gran cartel advertía del peligro de derrumbe por su mal estado, el cual yo havia ignorado en el momento de entrar.

No deje de correr hasta llegar a una calle transitada y allí me sentí a salvo entre tanto desconocido, mientras todo me daba vueltas, extrañamente a salvo, no dejaba de preguntarme si lo que había visto era real o solo una paranoia, ¿qué eran esos dos? ¿Demonios? ¿Vampiros? ¿Fantasmas? Quién sabe, ¿Y que hacían en terreno santo? Se supone que ellos no pueden pisarlo, aunque eso solo era una creencia impuesta, estaba claro que era errónea.

Las creencias de los hombres de fe, no eran precisamente pasto de mi devoción, no creo en un dios único que no te permita tener libre albedrío o que se mantenga al margen mientras sus "hijos" se matan a palos como descerebrados o mueren de hambre, desaparecen o son asesinados y violados por ahí, simplemente me parece una creencia bacía y sin sentido.

Mi cabeza no paraba de bombear preguntas, ¿cómo podría defenderme de algo así?
Me dirigí a casa corriendo como loco, para informarme en la red de todo ello.
Cerré la puerta de casa lo mejor que pude comprobando los cerrojos varias veces y cerré las ventanas mas por miedo que por otra cosa, me pase la noche navegando por la red hasta que me quede dormido sobre el teclado de mi ordenador.

Eldamya, ciudad de Charan. año 2105

Sentía la lluvia caer sobre mi rostro mientras andaba en dirección a la casa de Lola, era mi mejor amiga y a veces me quedaba para cuidar de sus hijas mientras ella se iba de fiesta y a cazar cualquier tío que le pudiera echar un buen polvo, ya que era bastante zorra la pobre y una mentirosa compulsiva nata, pero también sospechaba que era una ninfomanía, pero sus niñas Madi y Karmei eran inteligentes y por raro que pareciera no tenían ningún parecido a su madre, cariñosas inocentes y sinceras eran totalmente opuestas a Lola.

Seguramente las niñas estarían durmiendo, pero aun así Lola estaría viendo alguna de sus series favoritas, como C.S.I., Will y Grace, o G.M.2500. la tía estaba enganchada a esas series y programas, jajaja.

Apresure el paso no quería llegar mas tarde. Cuando llegue frente a la puerta de su casa llame al timbre.


En fin un poco disgustado me puse a buscar la llave que ella guardaba en el macetero de la entrada, por si perdía las llaves que eso era bastante normal en ella, guardaba una copia enterrada en la planta de aloe vera a unos tres centímetros de la superficie de la tierra, ¡AJA! Aquí esta, menos mal. Abrí la puerta y entre.

Al entrar me extraño el inquietante silencio y la total oscuridad del lugar,
Andaba en dirección al cuarto de las niñas cuando escuche el sonido del goteo de agua que provenía del baño, me dirigí hacia él.




Explote en un mar de lagrimas, no podía parar de llorar, me acerqué para abrazar a la niña.

Entonces sentí el frió metal traspasar mi pecho por detrás, podía notar como mi cuerpo se desgarraba lentamente. Me lleve la mano al pecho y baje la vista, mis dedos tocaron la hoja de metal que me sobresalía mientras la sangre goteaba. Me habían apuñalado, incapaz de moverme por el dolor que recorría mi cuerpo. ¿Voy a morir? Fue lo primero que se me paso por la cabeza, cuando empezaba a sentir que me abandonaban las fuerzas.

Sentí un calor que me quemaba por dentro y me forcé para bajar la mirada hacia el origen del quemazón y entonces una luz empezó a fluir de mi interior, como si de una explosión se tratara la habitación se ilumino por completo, dejándome ciego y...

Presente

Desperté sudando y respirando con dificultad, con las gafas torcidas y con la marca del teclado en la cara, mi mano fue inconscientemente hacia la cicatriz del pecho, pero luche conmigo mismo para no pensar en aquel día tan trágico, tenia que reponerme ya habían pasado siete años desde aquello y no quería seguir pensando.

mi mente paso a temas mas importantes, ¿cómo voy ha decírselo a Angi?, Pensé. Al fin y al cabo ella me envió a ese lugar, para encontrar la reliquia por la cual siente tanta curiosidad, pero tampoco quiero que se meta en problemas de ese tipo, lo más probable es que sea peligroso para ella, debería buscar una forma de defenderme, quizás el agua vendita o algún tipo de amuleto me sirvan.

Cogí mi mochila pequeña y salí de la casa en busca de una iglesia para coger un poco de agua vendita, o una tienda de esoterismo para comprar un amuleto, no sabia si eso funcionaria pero no podía ir con las manos vacías o dejar a mi querida hermana en la estacada y en manos de aquellas bestias.

Cuando encontré la tienda de esoterismo, lo cual me costo un poco, al entrar pude sentir el olor del incienso, era un olor agradable y por raro que parezca me relaje, la dependienta sonrió dulcemente y me señalo la vitrina que tenia a mi derecha, justo en medio del tercer estante había un colgante precioso el cual compre ya que me pareció perfecto, al pagarlo la joven me dijo que era especial y que había estado esperando a la persona adecuada, y añadió, "ella estará muy contenta" lo cual no entendí, ¿acaso sabia que tenia yo pensado hacer con el?.

Y entonces fui a buscar a An al aerodeslizador para mostrarle el camino ya que hacia mucho que no nos veíamos y ella no conocía la zona, ella era morena de pelo largo, de ojos castaños, pero su parecido con migo era notable en las facciones de la cara, yo odiaba los aerodeslizadores, eran unos trastos que se deslizaban por el aire gracias a los imanes de las vías.

Pero era el único modo de viajar por las tres ciudades de Eldamya, ya que salir de la ciudad estaba prohibido, se creo un túnel que desde lo alto del muro de la ciudad conectaba a las otras dos, parecido al metro de la era antigua que en clase de historia nos habían enseñado, solo que este era un túnel tubular hecho de cristal reforzado, como las cúpulas que nos protegían de las bestias voladoras.

Hola tete, cuanto tiempo ya, me alegro mucho de verte, dijo ella con una sonrisa en la cara.

Y yo también me alegro de verte, ¿qué tal el viaje?. Bien la verdad es que no a habido ningún problema, se lo mucho que odias estos trastos, te he traído un regalo de una tienda de antigüedades de Gorun.

Gorun era la ciudad de donde mi hermana An venia, no era muy diferente a Charan las mismas leyes y obligaciones que en cualquier otra de tantas ciudades del mundo, la verdad es que vivir encerrado siempre había sido una tortura para mí, me imaginaba muchas veces lejos de los muros de las ciudades.

En lugares lejanos y desconocidos, como los astronautas que salían a investigar los planetas del sistema solar y pasaban toda su vida en el espacio, o como los Eco en sus aldeas del gran bosque, solo que yo carecía de habilidades especiales y para salir de la ciudad por las puertas que conducían al bosque había que demostrar que pertenecías a los Eco o Ecolocos que era como en la ciudad se les llamaba.

Para los de la ciudad los Eco eran unos paria o algo parecido, para salir tenias que pasar una especie de examen o prueba y si lo conseguías formabas parte del historial para controlar dentro de lo posible el numero de personas que conseguía habilidades especiales y el motivo que provocaba dicho cambio.

Habían varias hipótesis al respecto, algunos creían que era producido por un trauma, otros que se producía después de una experiencia cercana a la muerte, los hombres de fe decían que eran la reencarnación del demonio y que tenían que ser purificados por el fuego, estos no habían cambiado y seguían con su caza de brujas y demonios como siempre, la ultima y mi favorita era que eran mutantes que llegados a cierta edad cambiaban y despertaban sus habilidades,

Me extrañe de que ella me hubiese comprado un regalo, menuda casualidad, al mismo tiempo yo también le entregué a ella el pequeño regalo envuelto en un sobre, cogí el paquete y lo abrí para ver el contenido.

Era una daga con unos símbolos en la hoja que le daban una extraña pinta de especial, que su empuñadura nueva y sencilla acababa por estropear, no conocia el símbolo pero tampoco le preste demasiada importancia, la guarde en la mochila y Angi pudo ver las botellas de agua vendita de refilón, cosa que la extraño pero me miro con afecto y suspicacia, ella abrió el sobre y encontró una hermosa cadena con un colgante de una estrella de cinco puntas, que no-media mas que un botón de chaqueta cualquiera parecía bastante normal excepto por el extraño símbolo del centro de la estrella.

Al ver su regalo se volvió loca de contenta, ya que todo lo que eran temas de ocultismo le chiflaba y me abrazo bien fuerte, tanto que casi perdimos el equilibrio, y entonces le explique:


Angi: ¿te gusta la daga?,
No sé por que pero la vi en el anticuario y pensé en ti, así que la compre, por cierto ¿encontraste algo allí donde te indique?.

No quería mentir a mi hermana, pero por un momento pensé que quizás podría disuadirla de visitar la iglesia, el recuerdo del día anterior me horrorizaba y tuve la sensación de que nos observaban, y no pude evitar mirar a nuestro alrededor donde todo parecía normal, tan rápido como el pensamiento de disuadir a mi hermana vino a mi mente desapareció ya que ella dijo que estaba deseando ir a ese lugar para investigar, como respuesta yo solo entorne los ojos

De nuevo en la iglesia empezamos la búsqueda del artefacto, pero a simple vista no parecía que hubiese ninguna sala secreta o almacén subterráneo, aunque había oído que muchas de las iglesias antiguas los tenían, y que en ocasiones se hallaban grandes tesoros en ellas.
Estaba algo nervioso y rezaba para que no apareciera ninguno de los tipos extraños del día anterior.

Pero mis rezos no fueron escuchados, el rubiales apareció ante nosotros, como de la nada, esta vez venia solo, así que me puse delante de mi hermana en posición sobre protectora y cogí el agua vendita con la intención de comprobar sus efectos y se la lance al individuó en cuando estuvo peligrosamente cerca.

El vapor del agua se convirtió en una nube y entre la nube era difícil ver que en cuestión de segundos, había sido empujado hacia la pared con mi adversario agarrandome con fuerza y oprimiéndome, el cual reía entre dientes con la cara roja del efecto del agua que solo le había irritado la piel levemente.

¿De verdad creías que eso iba a funcionar conmigo?, ¡Menudo inútil!.

No sabia que hacer, el rubiales era realmente fuerte y no podía moverme, por no hablar de su velocidad, que coño era esa cosa, no sabia mucho del tema y la verdad parecía que estábamos realmente jodidos.

Angi con el miedo en el cuerpo se armo de valor y intento empujar al agresor con ambas manos, para intentar rescatarme, antes de llegar a tocarlo si quiera, una onda de energía salió de su cuerpo y se expandió con fuerza, embistiendo y cegando a su oponente.

Caí en el suelo y salí de mi ensimismamiento, me di cuenta de la presencia la daga que estaba asomando su empuñadura por la obertura de la mochila, y emitía ahora un leve brillo casi imperceptible, la empuñe, me arme de valor y me dirigí al rubiales que trataba de reponerse del ataque, y le dije: conque inútil, pues ahora veras que sabe hacer este inútil.

Y le clave el puñal en el pecho con todas mis fuerzas, el demonio empezó a gritar de dolor y el extraño brillo de la daga empezó a crecer con mas intensidad hasta cegarme, después del fogonazo de luz la daga se clavo en el suelo donde antes estaba el demonio que no dejo rastro alguno.

Solo quedaron Angi y Esdras atónitos por lo sucedido en el centro de las ruinas, mientras una tercera persona miraba desde lo alto oculto en la oscuridad de las sombras.

Compartir este post

Repost 0
Published by ESDRAS CALVO HENS - en Relatos
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de laresurrecciondelalma.over-blog.com
  • El blog de laresurrecciondelalma.over-blog.com
  • : trabajos de brujeria que e desarrollado y practicado en los 16 años de estudio y practicas del Ocultismo. para encargos nuevos, hacer donacion que cubran gastos y materiales minimos a mi paypal : agradecer es de agradecidos: paypal.me/elbrujopoeta y adjuntar modo de contacto en el email. esdrascalvohens@yahoo.com para donaciones: esdras calvo hens IBAN: ES74 3058 7457 1027 2000 3483 BIC: CCRIES2AXXX
  • Contacto

Recherche